Buyer persona

Buyer persona
la clave del éxito en el marketing online

Los clientes ya no son sólo datos, para poder llegar efectivamente a ellos es necesario darles alma e identidad. El buyer persona es el cliente ideal de un producto o servicio, o sea, es la representación ficticia de los clientes de la compañía, se construye a partir de información real del consumidor final, para comprender sus necesidades puntuales y cómo la compañía puede resolverlo.

Elementos a tener en cuenta para crear un buyer persona

Es importante basarse en diferentes datos, mezclarlos y utilizar el conocimiento que se tenga de los clientes.

Paso 1. Definir necesidades:

Saber qué información se necesita recopilar para el cliente ideal.

  • Datos demográficos: Edad, sexo, género, ubicación, nacionalidad, etnia.
  • Nivel socioeconómico: Estudios, ingresos, clase social (alta, media, baja), hábitos de consumo, status social.
  • Situación personal: casado, soltero, independiente, vive en casa familiar, hijos.
  • Información laboral: Estudiante, trabajador, empresario, independiente, perspectivas a futuro.
  • Objetivos y metas: Crear empresa, viajar, posgrados, mejorar posición laboral, cómo ayudarlo a alcanzar sus metas.
  • Retos y problemas: Definir obstáculos de su día a día.
  • Actitudes y comportamiento: cómo se comporta (ocio, gustos, creencias, actividades, emotividad), cómo acoge el producto, que tanto frecuenta internet, dispositivos que usa.

Paso 2. Recopilar información sobre los clientes

Recopilar a través de encuestas, entrevistas, equipo de ventas y redes sociales de clientes y todos los medios que se disponga para este objetivo.

Paso 3. Concretar los puntos clave

Aquí se perfila el buyer persona, analizando los datos obtenidos en el paso anterior, determinando los aspectos más importantes de cada perfil. Toda la información es útil en este proceso. Entre más específico se pueda ser, serán más efectivas las estrategias para llegar a él.

Paso 4. Construir el buyer persona

Con la información se construye el cliente ideal en un formato que todo el equipo comprenda. Es necesario que la determinación del buyer sea muy clara, y comprensible para todos los miembros del equipo de trabajo. La construcción se debe pensar en la idealización de un tipo de cliente real que se pueda encontrar, pero partiendo de una representación ficticia.

Paso 5. Compartir y mejorar

El buyer persona es un referente para toda la compañía, después de definirlo es necesario compartirlo con todos. Se pueden crear uno o varios, dependiendo del tamaño de la empresa, de los objetivos y la variedad de productos y servicios.

Ejemplo de un buyer persona

Como ya se sabe, el buyer persona es un personaje ficticio construido a partir de datos reales. Aquí un ejemplo sobre cómo se vería en la práctica, con las características que debe tener:

Carlos Eduardo, Ingeniero financiero, soltero con un hijo, 28 años, paisa.  Vive solo en un buen apartamento ubicado en la zona rosa de la ciudad.  Disfruta de la fiesta y los amigos. Muy competitivo y ambicioso, de buen gusto, con clase.  Le encanta viajar.  Apasionado de la tecnología.  Encargado de las finanzas de una compañía hace cuatro años, con salario de 6 millones mes.  Dos Masters en importantes universidades.  Busca formarse permanentemente, sabe mucho de finanzas, pero desea saber más.  Su meta es conseguir un gran trabajo mejor remunerado.  Le interesan la bolsa, los negocios y todo lo que le permita estar adelante en información.  Su objeción principal es no poder imponer sus ideas sobre sus jefes.  Le gusta buscar en Google noticias financieras.  Es muy activo en redes sociales, como LinkedIn e Instagram.

buyer persona

Buyer persona y relación con el target

Target y buyer persona parecen lo mismo, pero son dos temas diferenciados, aunque se pueden relacionar.  Mientras que el target es más general, segmentando públicos de acuerdo a la edad, estratificación, género, etc. El buyer persona establece necesidades específicas y se puede dirigir a varios segmentos si comparten una misma necesidad.


El buyer persona, es especialmente importante para el marketing digital, que incluye estrategias SEO, inbound marketing y marketing de contenidos.

La buena definición de un buyer persona, junto con unos objetivos SMART (Specific, Mesurable, Archievable, Relevant, timely) bien proyectados, apuntan al éxito del marketing online y a un inbound marketing más efectivo (atraer clientes orgánicamente al encontrar respuestas a sus necesidades), contrario a la publicidad tradicional, que es invasivo. 

En conclusión, el buyer persona es una herramienta muy efectiva para direccionar adecuadamente las estrategias empresariales. A través de éstos se puede tener un acercamiento más real hacia los potenciales clientes y sus necesidades.  Para estos procesos tan cruciales en su organización, es indispensable contar con expertos que le guíen y puedan asegurar la efectividad de las estrategias. 

En CmásD siempre estamos dispuestos a asesorarle, para ayudar a su empresa a llegar al siguiente nivel.

¡Esto es lo que hacemos! Hablemos

    Suscríbase a nuestro Newsletter para estar más y mejor informado.

    Reciba directamente en su correo electrónico, los últimos tips y consejos para mejorar su estrategia de Marca, Marketing y Ventas.