contenido digital

Contenidos digitales:
¿cuáles son los preferidos del público?

El crecimiento de los medios digitales supone entrar a nuevas dinámicas. Esto no solo significa el aumento de horas de consumo de contenidos digitales, sino además, el crecimiento exponencial de contenido creado y publicado.

Aquí te contamos cómo operan los contenidos digitales e impresos, qué deberías tener en cuenta a la hora de diseñar tu contenido y cómo algunos formatos innovadores se han vuelto virales.

¿Cómo operan los contenidos digitales y los impresos?

Cuando se publican contenidos digitales en Internet, hay que tener en cuenta algunos principios básicos, hablemos de los 3 fundamentales que explican cómo funciona el consumo de información digital:

  1. La audiencia puede consumirlos en cualquier lugar y en cualquier momento. Esto significa que el contenido debe ser ágil y útil.
  2. Los usuarios pueden crear sus propias historias y convertirse en creadores de contenido digital.
  3. Cada red social cuenta con reglas diferentes: esto no solo hace referencia al algoritmo bajo el cual funcionan las redes sociales.  También, a las dinámicas entre la audiencia y el generador de contenidos digitales.

En cuanto a los contenidos impresos, hay algunas pautas que continúan vigentes:

  1. Todo contenido debe tener un propósito ligado a una estrategia de comunicación.
  2. Debes tener en cuenta el público al que te diriges.
  3. Siempre se debe seguir el tono y la personalidad de la marca tanto en lo digital como en lo impreso.

5 contenidos digitales preferidos por el público

Una vez entendido cómo funcionan los contenidos digitales y los contenidos impresos, es importante revisar cuáles de estos son los preferidos por el público. Esto te permitirá entender cuál puede ser el contenido que llame más la atención de tu audiencia. 

1. Webinars y charlas educativas

Son seminarios a través de la web. Se trata de encuentros virtuales que permiten la interacción entre la audiencia y la marca. Define tu audiencia. Elige la plataforma. Utiliza recursos virtuales e invita al público con anterioridad. Puedes crear una campaña de divulgación por redes sociales.

2. Videopodcast y entrevistas virtuales

Muchos quieren hacer un podcast, pero los videopodcast están empezando a tomar fuerza. Si decides hacer uno, deberás generar contenidos digitales periódicamente para que sea exitoso. Un buen ejemplo de estos formatos es el proyecto: Aprendamos Juntos de BBVA, un grupo financiero internacional que posiciona su marca con sentido social. La idea central es que la audiencia pueda entrar, escuchar y descargar el video o el audio cuando deseen.

3. Enamora a tu audiencia con ritmo: jingles y canciones

Esto no es un formato nuevo pero funciona muy bien en medios digitales. Marcas y grupos empresariales han utilizado la música para generar recordación de marca. Además, es una pieza que puede acompañar varios formatos.

4. Contenidos digitales divertidos: animaciones, gifs y stickers

WhatsApp e Instagram, permiten a la audiencia comunicarse a través de stickers animados y gifs en los medios digitales. Se han convertido en formatos de contenidos digitales ágiles y simples, pero con gran recordación en la audiencia. El usuario se apropia de estas imágenes para transmitir y comunicar. 

5. Los nuevos formatos de Tik Tok y Reels

TikTok llegó para quedarse, sus nuevos formatos de video no desaparecerán pronto. Instagram también ha sabido aprovecharlo, lanzó su nueva herramienta: reels. Se trata de un formato de videos de 15, 30 y hasta 60 segundos, que permite usar música, animaciones y efectos. Incluso, estas herramientas han creado nuevos influenciadores.  Iera Paperlight y kocca se han convertido en los reyes de Tik Tok. 

En definitiva, los contenidos digitales y los nuevos formatos son el vehículo para atraer a tu audiencia. Puedes entretener, informar y aconsejar, para que a partir de los intereses de tu público, estos conozcan tu marca, servicios o productos. La invitación es a innovar, a crear contenido de valor y a recibir siempre la ayuda de expertos. ¡Hablemos!