estrategias de posicionamiento


Estrategias de posicionamiento de marca para fidelizar clientes

Al momento de constituir una marca es necesario realizar estrategias de posicionamiento para que esta se establezca en la mente del consumidor. A esto se le llama posicionamiento de marca. Es decir, definir cómo quiere la empresa verse frente al público objetivo y cómo lograrlo.

Estrategias de posicionamiento más efectivas

Las estrategias de posicionamiento son herramientas perfectas para ser acogidos por el mercado, pues permiten la fidelización de los clientes. Dentro del plan de marketing digital implican la generación de estrategias atractivas que se queden en el top of mind del usuario. Así pues, las más efectivas son:

Según beneficios del producto

Recalcar los beneficios que obtiene el cliente al usar el producto. Por ejemplo, dientes más blancos con el enjuague bucal.

Calidad o precio

Se relaciona la marca con calidad mayor a otros productos, como lo hace Apple. También se asocia con un precio elevado y un símbolo de exclusividad, como lo hacen algunas joyerías.  

Según la competencia

La intención es comparar constantemente el producto con otros productos similares en el mercado. Es decir, con otras marcas. Así se lograrán resaltar las características que hacen del producto algo único y necesario. Un ejemplo de esto son las marcas de cereales.

Según el estilo de vida

Esta estrategia de posicionamiento busca que la marca logre posicionarse frente al cliente apelando al estilo de vida de este. Se centra en sus gustos e intereses. Un ejemplo muy común son las marcas de automóviles.

Cómo lograr que la estrategia funcione: algunos sencillos pasos

Para crear estrategias de posicionamiento realmente efectivas, se necesita conocer a quién va dirigida y cómo se va a mostrar. Además de cómo se refleja la empresa en ella. Por eso es importante tener en cuenta los siguientes pasos que marcan el mejor camino: 

Segmentar y analizar el mercado

Es muy importante determinar a qué público se va a dirigir la marca y el producto. De manera que se deben analizar las características de ese público objetivo y su comportamiento en el mercado. Sin esto claro, no puede haber estrategias de posicionamiento efectivas. 

Escoger la mejor cualidad o atributo

Es necesario determinar las cualidades y beneficios del producto. Estas representan el objetivo de la empresa. Son el factor clave para que el cliente se fidelice y continúe comprando. 

Determinar qué beneficios o cualidades apelan al público objetivo 

Se debe tener claro el cómo va a afectar el producto en el público. Es recomendable hacer una marcación por grupo segmentado para establecer cómo promocionar el producto.

Definir la estrategia de posicionamiento 

Ya sabiendo a quién dirigir la marca, así como el producto y los beneficios que se ofrecen, se puede establecer la estrategia más adecuada que responda al público objetivo. Para eso deben estar claros los objetivos de la marca, la segmentación del público y las ideas de comunicación de dicha estrategia. 

Crear un plan de comunicación 

Este es un factor determinante en las estrategias de posicionamiento. El plan de comunicación permitirá que la estrategia tenga el impacto deseado y llegue a las personas deseadas o incluso a públicos potenciales que no estaban pensados.

Las estrategias de posicionamiento son uno de los pilares de la implementación de un buen marketing digital. Estas no solo beneficiarán a la empresa, sino que el cliente conocerá una marca que lo entiende y que está al tanto de sus necesidades y sus intereses.Para crear buenas estrategias de posicionamiento se necesita un buen equipo que la desarrolle de la mejor manera. Así que no dudes en consultarnos; para eso estamos en CmásD