Rebranding

Rebranding:
qué es y cómo aplicarlo exitosamente a tu marca

Hablemos del rebranding, qué es y lo que debes tener en cuenta para aplicarlo en tu marca. Partamos del hecho de que es un proceso costoso y que si no está hecho por expertos, puede salir mal y tu marca sufrirá bastante.

Por eso hoy queremos compartir contigo toda la información que puedas necesitar, así sabrás si tu marca necesita empezar un rebranding y cuál es el paso a paso para que este procedimiento funcione.

Y decimos procedimiento, porque es como si habláramos de una cirugía para tu empresa. Vamos por partes:

Rebranding: ¿qué es?

Se trata de una estrategia de marketing en la que se hace un cambio parcial o total de la identidad de marca: nombre, logotipo, tipografía, slogan, diseño, colores o todo junto. Esto con el objetivo de mejorar el posicionamiento para recobrar reconocimiento en el mercado o llegar a nuevos públicos.

Lo que se busca con el rebranding es cambiar la opinión que tienen los clientes, inversores y nuevos públicos sobre una empresa existente. Toda esta modificación, que se debe hacer con cuidado y siendo estratégicos, pretende conectar de nuevo con el nicho de la marca.

Ten presente que en el rebranding se debe hacer un énfasis especial en dar a conocer la misión, visión y valores que destacan a la empresa, la razón por la cuál esta renovación es necesaria.

Rebranding de marca ¿Lo necesita tu negocio?

Quizá estás en un proceso de querer establecer para tu negocio una nueva forma de identificarse e interactuar con la audiencia porque iniciaste una expansión o hay un cambio de gerencia que quiere darle un aire distinto a la empresa. Esto nos arroja el primer aviso de que el branding corporativo debe renovarse, pues es la personalidad de la marca la que cambiará.

Para ver si el rebranding de marca es necesario para tu compañía veamos lo siguiente:

¿Cuándo hacer un rebranding de marca?

Ahora que hemos hablado del rebranding, qué es y si lo necesita tu negocio, debes saber que determinar si el branding corporativo requiere de una modificación depende de varios factores:

1. Cuando tu empresa atraviesa una etapa de declive

Los negocios pasan siempre por una curva normal: entrada al mercado, crecimiento y madurez. Pero si luego de esta última, la empresa no se mantiene, puede entrar en una etapa de declive.

Una marca madura en el mercado, que reconoce que está entrando en una caída, puede resurgir haciendo uso del rebranding.

2. Cuando el objetivo del negocio ha cambiado 

Muchas veces, los cambios en los objetivos del negocio se dan porque la compañía se quiere ajustar a las nuevas tendencias y necesidades del mercado. Pero cuidado, no se debe estar variando el objetivo solo por complacer al público.

Es importante que tu marca siente las bases sobre las que trabajará todo su branding corporativo estratégico

3. Cuando los usuarios ya no se identifican con la marca 

Si tu público no tiene la misma respuesta que antes frente a tu marca o ya no se identifican ni sienten afinidad con ella, es momento de analizar si el rebranding es la mejor opción para reactivar tus activos digitales y tu presencia en el mercado.

4. Cuando la empresa está en proceso de expansión

Si tu negocio creció y va a llegar a nuevos mercados, es posible que debas modificar la identidad para que haya una adaptación más fácil en el exterior.

5. Cuando haya muchos competidores que asemejen a tu marca

Si en el mercado hay muchas empresas que lucen igual a tu marca, debes optar por un rebranding que es el paso ideal para resaltar y hacerte notar entre la multitud.

Ejemplos de rebranding exitoso

Podríamos hablar de casos conocidos como Apple, Alpina, Bancolombia y Pepsi, marcas que a lo largo del tiempo han hecho rebranding en su logo y con él, en la publicidad y forma de llegar a su público. 

Estas empresas han optado por acoplarse a las tendencias del mercado haciendo uso de logos minimalistas y con colores llamativos, que representan a la marca y de fácil recordación.

Sin embargo, en CmásD nos gusta mostrar los procesos de los cuales hemos hecho parte. Es el caso de Tinkko. Un coworking colombiano que notó que su público no se identificaba con la marca y por ello, decidió hacer toda una transformación.

Cómo crear un rebranding exitoso en 5 pasos

Nos basaremos en Tinkko para explicar los pasos que se requieren al momento de implementar un rebranding.

1. Define tu público objetivo

Tinkko es un espacio al que llegan personas de todas las edades, sin embargo, los más habituales son jóvenes de 26 años en adelante. Por lo cual, hacer uso de colores planos no habría sido una buena idea.

Es por ello que se decidió, además de conservar el naranja habitual, implementar nuevas tonalidades que permitieran hacer diseños más frescos, esto lo logramos analizando los usuarios, lo que piensan y esperan de la marca.

Otro punto importante, es la tipografía. Dado que es una marca innovadora, pero empresarial, era fundamental que la fuente principal y las complementarias reflejaran el estilo juvenil, emprendedor y corporativo que representa Tinkko.

2. Objetivos y el corazón de la marca

Analizar lo que se quiere transmitir, es lo primordial. Hacer énfasis en los valores, misión y visión, fue el motor de todo el rebranding hecho para Tinkko. 

De esta forma, los nuevos colores fueron pensados en lo que quería empezar a transmitir la marca: respeto, creatividad, innovación, pasión por el logro, trabajo en equipo, colectividad, familiaridad, son el sentir que busca despertar en la comunidad.

3. El equipo interno también cuenta

Es importante que los empleados también conozcan este nuevo aire y que puedan transmitirlo en su forma de comunicarse con los clientes.

Aquí entra en juego el decidir el tono de voz de tu marca. Para nuestro ejemplo, como lo mencionamos antes, el público es juvenil, por lo que tratarlos de ‘usted’ haría perder la familiaridad que quiere destacar la marca.

Para ello, se creó todo un proceso de comunicación interna, en la que se implementaron nuevas herramientas de automatización con HubSpot para facilitar los procesos de ventas y marketing. Así como el envío de comunicados donde la nueva imagen de Tinkko se reflejara.

4. Lánzalo al aire en el momento adecuado y por los canales indicados

Dar a conocer el nuevo estilo de Tinkko, fue un proceso planificado. Así, determinamos la forma en la que se iba a dar a conocer el restyling y la nueva personalidad de la marca. ¿Cómo?

Con campañas de expectativa, publicaciones con el uso de nuevos colores, post donde se mencionan los valores de marca, misión y visión. Incluso, puedes hacer un proceso de pauta para dar a conocer la nueva imagen de la empresa.

5. Actualiza todos los activos digitales y físicos

Deberás hacer un listado de los activos digitales que tiene tu marca en la actualidad. Para nuestro ejemplo, Tinkko cuenta con página web y redes sociales (Facebook, LinkedIn, Instagram y YouTube) en todas las plataformas, se hizo la presentación de la nueva imagen y el cambio en portadas, tono de comunicación, uso de colores, etc.

Además, el material físico también fue modificado: banners, posters, pantallas, volantes, mupis, tarjetas, etc.

3 cosas que no se debe hacer en un rebranding

Ya hemos hablado de rebranding qué es, cuándo usarlo y cómo implementarlo. Ahora, es momento de tener presente lo que debes evitar al momento de implementar un cambio de branding en tu marca.

1. Cambiar el logo sin un objetivo

La modificación del logo y colores, no puede ser algo al azar. Estás jugando con el ADN de tu marca, así que lo que decidas cambiar debe ser basado en un objetivo.

2. Hacer cambios sin tener en cuenta el mercado

Es importante hacer un análisis de mercado y competidores. De esta manera, tendrás claro lo que busca la gente, con qué conecta y qué evita. Si no estudias esto al hacer tu rebranding, lo más seguro es que sea en vano.

3. No pensar en el presupuesto

Debes tener en cuenta que un cambio de imagen de tu marca, no solo requiere ajustes en los activos digitales, sino en aspectos como fachadas del edificio, uniformes de los empleados, etc. Es importante que hagas una revisión exhaustiva de todo lo que se requiere y con cuánto cuentas para el proceso.

Conclusiones

El rebranding, que es un proceso para brindar una nueva imagen a la marca, debe estar siempre guiado por expertos. Para que todas los engranajes funcionen y trabajen a la par para sacar adelante la empresa y darla a conocer por sus valores, misión y visión.

¡Hablemos! para nosotros es siempre un gusto la satisfacción de nuestros clientes. Si tienes dudas y quieres un diagnóstico más detallado para tu marca, no dudes en escribirnos. ¿Te gustó este artículo? Escríbenos en los comentarios y compártelo con tus colegas.